Diego Guerrero 

Guerrero ha dejado boquiabiertos también a los infieles, no sólo a los hambrientos de música fresca, furiosa, peleona y sangrienta.    El  Pais

Pregunten por Diego Guerrero. Arreglista, cantante, productor, guitarrista, provocador de intercambios, agitador musical.

Pregunten por él entre músicos, ya sean grandes estrellas o estudiantes de conservatorio. En él se fijan los demás, como una de las referencias mundiales para el encuentro del Flamenco con otras músicas.

Diego Guerrero es natural de Huelva, Andalucía. Se formó, de día, en los Conservatorios de Sevilla, Granada y Córdoba, donde estudió composición y música orquestal, y de noche, en los barrios flamencos con una guitarra al lado de una candela. Y así empezó su atrevida propuesta de acercar el flamenco a otras músicas. Es en 2004 cuando es elegido director de la Big Band Flamenca de Rubem Dantas, lo que le coloca de un plumazo en la élite del Flamenco-Jazz español, gracias a un original trabajo como arreglista nunca visto antes.

“Estos arreglos van a marcar un antes y un después en la Historia del Flamenco”. Jerry González

En 2009 dio el salto a la capital para lanzar su carrera como intérprete, donde, al poco tiempo, ya se relaciona con la élite del flamenco y del jazz. Revoluciona la noche madrileña con el nacimiento de la Diego Guerrero Flamenco Jam, en el mítico Café Berlin. Durante 3 años se reunieron los nombres más grandes del flamenco, y se dejaron llevar, confiados, por un acompañamiento sublime, diseñado y arreglado por la mano de Diego. Pepe Habichuela, Diego del Morao, Montse Cortes, Pakete, Josemi Carmona, Jorge Pardo, Javier Colina, Potito o Alain Pérez, son sólo algunos de ellos… Y así se creó una cita semanal ineludible, que desde su nacimiento y hasta su último día, convocó a músicos y seguidores de los cinco continentes.

Es a partir de 2013 cuando Diego decide cocinar lo que sería su primer disco, Vengo Caminando, sin descuidar sus apariciones en festivales como Etnosur, Festival JazzyMás, Festival Grec de Barcelona, La Suma Flamenca, Womad, La Noche Blanca de Flamenco de Córdoba, Gent Festival o el Festival de Jazz de San Sebastián, dando el salto a los principales teatros y auditorios de Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Croacia, Bélgica, Italia y Alemania.

“Este es el disco del año.” Juan Jose Suarez “Pakete”

Es ahora, en plena gira promocional por España, cuando Diego es nominado a los Latin Grammys en la categoría de “Mejor disco de Música Flamenca”. Grata sorpresa para él y para todos sus seguidores, que desde sus comienzos han apoyado una carrera al margen discográficas y multinacionales. El trabajo y la constancia han sido sus mejores aliados, y el buen gusto y el saber hacer han brillado por sí solos.

El disco es una obra maestra del encuentro entre lenguajes musicales, forjada desde lo más profundo de las raíces de cada una de las culturas que abraza. Cuenta con colaboraciones de valor incalculable como la de Diego el Cigala, Caramelo de Cuba, Juan Antonio Salazar, Josemi Carmona, Carles Benavent o Guadiana.

Su público le defiende con rabia. Su nombre es sinónimo de calidad, de frescura y de profundidad. Su mensaje no deja indiferente.

Diego Guerrero se ha estrenado como artista por la puerta grande, y de la mano de los maestros.

 

Testimonios…

El joven cantante español ha creado un auténtico – y atractivo –  híbrido musical: partes iguales de flamenco, jazz contemporáneo y ritmos afro-cubanos. Su enfoque vocal fusiona elementos de los tres géneros (el ulular granulaos del flamenco, el carácter improvisador del jazz y el espíritu indomable de la rumba cubana y salsa), mientras que su magnífica banda inventó un telón de fondo musical que va desde super-elegante a crudo y acusado rítmicamente .
The Age

Hay música que tira de tus emociones como de un muñeco la mano del marionetista, y Diego Guerrero tiene arte con las cuerdas.
BMI Magazine

A pesar de su juventud, la voz de Guerrero está manchada de la expresividad rota que caracteriza el auténtico cante flamenco. El número final de la noche fue un fascinante híbrido Latin – Flamenco que referenció el Resolution de John Coltrane, antes de disolverse en una Rumba Cubana.”
The Age

Cuando pongo mi música en sus manos, siento que me puedo morir tranquilo
.
Rubem Dantas