Diego Guerrero 

Guerrero ha dejado boquiabiertos también a los infieles, no sólo a los hambrientos de música fresca, furiosa, peleona y sangrienta.    El  Pais

Afincado en Madrid desde hace 8 años, el cantante, arreglista, guitarrista y productor musical Diego Guerrero acaba de sacar un disco grabado a lo largo de 4 años, con colaboraciones de lujo como las de Diego El Cigala, Josemi Carmona, Carles Benavent, Guadiana o Juan Antonio Salazar.

Después de haber producido 4 discos para otros artistas (Antílopez, Alberto Alcalá y Maui), ha presentado su propio álbum con composiciones propias y de otros jóvenes autores del panorama artístico español actual.

Su estilo musical es sorpresivamente original e interesante. Es un nuevo artista que nos deleita con nuevas progresiones de acordes, letras profundas y a la vez accesibles, coronado con un arreglo progresivo. ¿Será el nuevo Alejandro Sanz?… Música de alta casta. – Stephen Riviera

Dejó el conservatorio superior tras tres traslados en Andalucía y a punto de graduarse con un título de composición. No soportaba los límites creativos que le imponían, los cuales le impedían combinar elementos del flamenco con la música clásica. Pero no dejó de ser arreglista y al poco tiempo empezó a orquestar el flamenco para big band, primero para la Big Band de Rubem Dantas y más recientemente para el celebrado proyecto “Huellas XL”, de Jorge Pardo, que se estrenó en el festival Etnosur de Jaén y se repitió en El Grec de Barcelona y en el Festival de Jazz de San Sebastián.

Su influencia principal es el flamenco y cuando fue fichado por la Berklee College of Music para estudiar con una beca completa en el prestigioso conservatorio de Boston, decidió quedarse en Madrid para no separase del flamenco y lanzar su proyecto Diego Guerrero y El Solar de Artistas, que a los pocos años ya había paseado por docenas de festivales en todo el mundo. Este proyecto propio le dio la posibilidad de experimentar por primera vez como cantante y arreglista para un formato pequeño, acercando el flamenco a otros géneros como el jazz o la música afro-cubana.

Después de 4 años con El Solar de Aristas, buscaba una cita semanal en Madrid para tener un lugar de experimentación con nuevos arreglos cada semana, y así retomar el contacto directo con el flamenco en un estado más puro. Fue así cómo nació la Diego Guerrero Flamenco Jam. Desde su primer día y durante dos años y medio llenó hasta la bandera todos los miércoles la mítica sala “Café Berlin.” Sólo El Rey León ha llenado durante más tiempo que la Diego Guerrero Flamenco Jam en la capital.

Después de haber alojado en su espectáculo a artistas de la talla de Diego del Morao, Potito, Montse Cortes, Pepe Habichuela, Pakete, Josemi Carmona, Jorge Pardo, Javier Colina o Alain Pérez, tuvo la oportunidad de incluir en su disco a las leyendas del flamenco de los últimos 20 años. Pero en vez de eso, Guerrero ha optado por dar prioridad a la sonoridad de las canciones, al fin y al cabo lo que importa es la música, no la fama. Es por eso que las colaboraciones han ido apareciendo de manera natural, sin buscarlas. Diego admite haberse quedado con las ganas de incluir a algunos de los invitados más habituales de la Flamenco, como son Jorge Pardo, Juan José Suarez “Pakete” y Alain Peréz, pero en cambio cuenta con otros colaboradores jóvenes, desconocidos, y muchos de ellos viniendo desde fuera del flamenco, como el genial cantante y compositor brasileño Alex Olivera, el trompetista del mítico grupo cubano Irakere, Juan Munguía, o los australianos Nasrine Rahmani, Leo Salvo y Luke Farrugia.

El caso de Diego El Cigala es especial, porque se invitó solo. Cuando Diego Guerrero llegó a Madrid y ambos se conocieron a través de un amigo mutuo, el trompetista neoyorkino Jerry Gonzalez, Guerrero grabó su conocido “Malos Tiempos”, y El Cigala tuvo el detallazo de dejarle mezclarlo en su estudio, con su ingeniero Álvaro Mata. Esa misma mañana, Cigala subió las escaleras intrigado por lo que estaba escuchando, aún con su café en la mano, y fue entonces cuando se enamoró de la canción y quedó gratamente sorprendido por el nuevo artista que acababa de descubrir. Y es cierto que la canción compuesta por Guerrero, con reminiscencias populares de la rumba y la salsa, parece que fuese hecha para la voz del Cigala, y es por eso que fue totalmente natural que el maestro la quisiera para él. Y así, un día, Cigala se plantó en casa de Diego Guerrero y no salió hasta que grabó el tema de arriba a abajo.

De este modo, Diego fue encontrando las sonoridades que buscaba para cada tema, como el bajo inigualable de Carles Benavent en la bulería Camino de Piedras, la guitarra con sabor a Ketama de Josemi Carmona en “Suave Suave” o el eco gitano por excelencia del cantaor flamenco Guadiana en “Luna de Plata”.

En cuatro años le ha dado tiempo a ir grabando poco a poco y financiar el proyecto de manera independiente, que le ha permitido trabajar con máxima libertad y cariño, cuidando cada detalle de cada canción hasta el punto de quedarse totalmente contento con el resultado. Dicen que los discos no se acaban, se abandonan, pero este Guerrero se ha martirizado, aguantando la tentación de quienes le aconsejaban “sacarlo cuanto antes para trabajar en directo”, para cuidarlo hasta el último detalle y dejar su primera huella como protagonista bien marcada en su camino.

Testimonios…

El joven cantante español ha creado un auténtico – y atractivo –  híbrido musical: partes iguales de flamenco, jazz contemporáneo y ritmos afro-cubanos. Su enfoque vocal fusiona elementos de los tres géneros (el ulular granulaos del flamenco, el carácter improvisador del jazz y el espíritu indomable de la rumba cubana y salsa), mientras que su magnífica banda inventó un telón de fondo musical que va desde super-elegante a crudo y acusado rítmicamente .
The Age

Hay música que tira de tus emociones como de un muñeco la mano del marionetista, y Diego Guerrero tiene arte con las cuerdas.
BMI Magazine

A pesar de su juventud, la voz de Guerrero está manchada de la expresividad rota que caracteriza el auténtico cante flamenco. El número final de la noche fue un fascinante híbrido Latin – Flamenco que referenció el Resolution de John Coltrane, antes de disolverse en una Rumba Cubana.”
The Age

Tienes que sacar ya tu álbum, Diego, que tú eres el Quincey Jones de Flamenco
.
Juan José Suárez “El Paquete”

Cuando pongo mi música en sus manos, siento que me puedo morir tranquilo
.
Rubem Dantas