Camino de Piedras, la primera canción del disco (track 2), ha supuesto la culminación del sonido de la bulería tradicional, pero con grandes dosis de modernidad. Para ello ha contado con el creador más determinante del cante flamenco en los últimos 30 años, Juan Antonio Salazar. Además, cuenta con el bajista que introdujo y revolucionó su instrumento en el genero, en el septeto de Paco de Lucía, Carles Benavent, en combinación con el sabor actual de la guitarra de José Fdez. “Petete” y el cajón del “rey de la bulería”, Sabú PorrinaToda esta “tradición gourmet”, combinada con la revolucionaria propuesta de los arreglos de vientos y voces de Diego Guerrerodan lugar al nacimiento de un nuevo sonido en el flamenco. En Luna de Plata, el track 6 del disco, es capaz de acercar la rumba gitana más tradicional y callejera a la sofisticada timba cubana, a través de sus arreglos, la incorporación de la instrumentación de la salsa moderna, pero manteniendo como eje fundamental los elementos más característicos de la tradición flamenca: las palmas, la guitarra flamenca y el cante gitano e inconfundible del maestro Guadiana.

Otro género que Guerrero presenta en el álbum de manera magistral, es la rumba-jazz, procedente del guaguancó más tradicional, conservando una vez más los elementos populares como cimientos para crear una obra que crece y se ramifica con una fuerza descomunal. Para ello cuenta con uno de los pianistas más importantes del género a nivel mundial, Javier Massó, Caramelo de Cuba, en Uncle Jerry (track 11), así como con la inestimable colaboración de la voz por excelencia de la música española y latina, Diego el Cigala, en Malos Tiempos (track 5), también acompañado por Caramelo y un elenco de músicos procedente de lo más profundo de esa tradición, como el histórico trompetista de IrakereJuan Munguía, el bajista y cantante cubano Dany Noel o el visrtuoso baterista Kiki Ferrer.

También se acerca con éxito un sonido más eléctrico, el del pop-funk americano, de la mano del genial guitarrista israelí Dan Ben Lior, y la nueva savia de instrumentistas españoles, como son Dani Domínguez (baterista), Petaca (teclados) y Jesús Bachiller “Bachi” (bajo), con el sabor único del espectacular cantante brasileño Alex Oliveira. Todo, como siempre, pasado por la exigente mano arreglista de Diego Guerrero, haciendo de esta canción una composición de colores que pasan de la máxima austeridad del cuarteto funk-soul a un festival de coros góspel, metales y voces en un viaje sonoro dirigido y culminado de manera espectacular.

Por si fuera poco, también pasea este disco por el flamenco-pop, de la mano del máximo exponente del género, el histórico guitarrista y productor musical de KetamaJosemi Carmona, acompañado por la guitarra revolucionaria de Rycardo Moreno. Un mano a mano instrumental espectacular, en una canción genial por lo sencillo y pegadizo de la composición (Miguel Ángel Márquez, de Antílopez) y por el genial trabajo de estudio que complementa a la base (grabada en directo) de la camaleónica percusionista australiana Nasrine Rahmani.

En Vamos Lento porque Vamos Lejos (track 9), Guerrero se consolida como una de las voces más firmes de la música latina en contra la injusticia social, con un mensaje claro y directo que no pasa desapercibido para nadie. Para ello, utiliza el sonido de batalla de la conga santiaguera en la percusión, combinado con elementos eléctricos y una sonoridad de vientos procedente de la tradición de banda clásica más potente, con trompetas, trombones, trompas y tuba. Para ver el videoclip de esta canción, haz clik en este link: https://www.youtube.com/watch?v=TyFNlzUSx0I

A modo de interludio en este huracán de tradiciones, aparece Primavera, una preciosa balada interpretada con sabor a club de jazz. Grabada en Cafe Berlin, el club más prestigioso de España, donde Guerrero ha desarrollado su sonido único entre 2014 y 2017, marcando un antes y un después en la escena del flamenco, el latin y el jazz en su país.

El disco lo cierra el tema que le da nombre: Vengo Caminando. Una vez más, la culminación del entendimiento entre culturas musicales. Entre el flamenco y la clave de la rumba cubana, a ritmo de tangos, tornando en un “cha cha” con clave de guaguancó, y trasladando el peso de las palmas y el cajón a las campanas, las congas y el timbal. Del soniquete de la guitarra al tumbao del piano. Fundamentales en el sonido de este tema el genial han sido el genial percusionista Manu Masaedo, los cantaores flamencos Antonio El Ciervo Naike Ponce, el contrabajista flamenco Pablo Báez o el ya mencionado, máximo representante del flamenco más actual, Rycardo Moreno.

Vengo Caminando, un viaje por a lo más profundo de Andalucía, Cuba y el Mundo.

Invitados Especiales:

Diego el Cigala, Carles Benavent, Josemi Carmona, Guadiana, Juan Antonio Salazar, Alex Oliveira y Javier Massó “Caramelo de Cuba”.

Músicos:

Guitarras: Rycardo Moreno, José Fernandez “Petete”, Dan Ben Lior, Josemi Carmona, Carlos Leal y Diego Guerrero.

Pianos y teclados: Jose María Pedraza “Petaca”, Jorge Vera y Javier Massó “Caramelo de Cuba”.

Vientos: Enrique Rodríguez “Enriquito”, Fabrizio Scarafile, Santi Cañada, Juan Munguía, Raúl Gil, Roberto Pacheco, Trinidad Jiménez, Luke Farrugia y Roman Ponomariov

Percusiones: Nasrine Rahmani, Manu Masaedo, José Montaña, Sabú Porrina, Bandolero, Shango Dely, Leo Salvo y Kike Terrón.

Bajos: Carles Benavent, Dany Noel, Jesús Bachiller “Bachi”, Pablo Báez y Toño Miguel.

Baterías: Kiki Ferrer, Dani Domínguez y Shayan Fathi.

Coros: Alana Sinkëy, Awinnie Sinkëy, Rut Nashiluni, Naike Ponce, Edu Barbero, Antonio “El Ciervo”, Paco Jiménez, Miguel Ángel Márquez (Antílopez), Alba Amaya, Dany Noel, Manu Masaedo, Caramelo de Cuba, Juan Motos Farina, Maui Ramírez, Alberto Alcalá, Carlos Leal, Lele Lunares, Sergio Feria, Ramon Martín “Primo Roncho”, Graciela Mélida, Beatriz Cuyé, Nasrine Rahmani y Diego Guerrero.

Palmas y Jaleos:  Justo “El Malaguita”, Fran Núñez e Ismael de Santa Fe.